La evolución en los menores de 20 años es mayoritariamente favorable, con escasos síntomas o en forma asintomática.


En la Argentina, la incidencia de casos de coronavirus en niños y adolescentes ronda el 15% del total de infectados, una cifra bastante mayor al promedio del 2% que se registró en otros países, según datos oficiales del Ministerio de Salud y un relevamiento del sitio Statista.

Sin embargo, el covid-19 suele cursar en ese grupo etario en forma leve, con escasos síntomas o en forma asintomática. “Los pacientes suelen presentar fiebre no muy alta (37,5° / 37,8°), tos, cuadros respiratorios altos (que afectan la garganta, oídos y/o nariz), síntomas gastrointestinales como vómitos y diarrea y, en contadas ocasiones, manifestaciones en la piel“, indican desde la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) en contacto con Vía País.

En la gran mayoría de los casos, la infección evoluciona favorablemente en pocos días y sin complicaciones, y entre quienes sí tuvieron complicaciones, la mitad presentaba alguna enfermedad preexistente de base (respiratoria, metabólica o cardíaca).

Sin embargo, desde la SAP aconsejan no relajar las medidas de prevención como el distanciamiento social, el uso de tapabocas y el lavado frecuente de manos, para evitar la propagación del contagio en los adultos mayores.

“Si bien el 15% del total de los casos que muestran nuestras estadísticas es muy superior al 2% reflejado en países de Europa o en China, los niños y adolescentes son el grupo menos afectado por el coronavirus. Incluso se sabe que 4 o 5 de cada 10 niños fueron contagiados por adultos, generalmente sus padres o sus contactos cercanos”, manifestó Gabriela Ensinck, médica infectóloga pediatra y Secretaria del Comité de Infectología de la SAP, en diálogo con este medio.

Y agregó: “Si se toma en cuenta hasta junio, en nuestro país se detectaron unos 4.000 casos en niños y adolescentes, 46% de 0 a 9 años y 54% entre 10 y 20 años.

Niños con tapabocas. (Foto: Télam)

Además, solo un 0,6% de los reportes de niños y adolescentes argentinos contagiados de covid-19 se presentan como casos graves con compromiso pulmonar.

“Hemos observado en muy pocas ocasiones que algunos niños desarrollan en el curso de la enfermedad un síndrome inflamatorio pediátrico multisistémico -descripto inicialmente en Europa y en los Estados Unidos- con fiebre, dolores musculares generalizados e inflamación de los vasos arteriales, este cuadro es bastante similar al que se presenta en la enfermedad de Kawasaki de los menores de 5 años, una afección que causa inflamación en los vasos sanguíneos y que en este escenario de pandemia se observa en niños más grandes”, informó Elizabeth Bogdanowicz, médica infectóloga pediatra y miembro del comité de Infectología de la SAP.

Con respecto a las posibilidades de transmisión perinatal de madre a hijo, los especialistas coinciden en que hasta el momento no existen evidencias claras al respecto. “La gran mayoría de los hijos de madres covid-19 positivas son niños sanos y la Sociedad Argentina de Pediatría adhiere a mantener la lactancia materna de estos niños si la condición clínica materna y la del propio recién nacido lo permiten”, sostuvieron.


En esta nota:

Salud Coronavirus


Comentarios