En la despedida de Fabián Cubero, el conjunto de Liniers se puso a cuatro puntos de los líderes de la tabla.


Vélez Sarsfield, que ingresó en una racha adversa y hace más de un mes que no gana, venció 3-1 esta tarde a Colón de Santa Fe. El conjunto de Gabriel Heinze retomó la senda del triunfo tras cuatro fechas.

El encuentro se jugó en el estadio José Amalfitani que estuvo marcado por las emociones: en la previa, se realizó un homenaje a los jugadores campeones del mundo en Japón 1994. Luego, Fabián Cubero se despidió de los hinchas desde el campo de juego en el que sería su último partido en Liniers.

Campeones de Vélez de 1995 (Foto:Twitter Vélez)

Desde el comienzo, el encuentro fue movido. A los 21 minutos, Thiago Almada abrió el marcador para Vélez.

Poco después, el conjunto de Heinze armó una jugada colectiva que dejó a Leandro Fernández mano a mano con el arquero y sumó el segundo.

Antes de salir al descanso, Christian Bernardi se filtró entre la defensa de Vélez, entró al área y descontó para el conjunto santafesino.

En el tiempo complementario, el conjunto de Heinze amplió la ventaja con gol de Nicolás Domínguez, que fue festejado en el campo de juego hasta con los jugadores del banco.

Vélez venía de igualar igualar tres partidos (ante Huracán, Central Córdoba y Boca) además de perder el último con Banfield (1-0).




Comentarios