La "Delegación argentina en solidaridad con el pueblo boliviano" denunció que la policía los sometió a un exhaustivo interrogante.


El líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, viajó a Bolivia con una “delegación argentina en solidaridad con el pueblo boliviano”, pero apenas llegó fue agredido en el aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz, donde un hombre lo increpó al grito de “No podés hacer política acá. Andate a tu país, maldito”.

Además, la delegación anunció que los catorce integrantes fueron separados y sometidos a un exhaustivo interrogatorio por parte de la policía. 

“A pesar de las provocaciones, la delegación argentina de solidaridad llegó a Bolivia. Los grupos de choque de Camacho y fuerzas policiales nos interrogaron ilegalmente y amedrentaron en Santa Cruz, pero ya estamos en La Paz para llevar adelante la tarea de defensa de los DD.HH”, anunció la delegación.

Mientas, el propio expresidente boliviano Evo Morales, asilado en México, pidió a través de Twitter: “Exigimos les dejen llegar a #LaPaz para realizar trabajo de investigación sobre DD.HH. Dictadura fascista evidencia su autoritarismo“.

Hace tres días, dos delegaciones argentinas habían anunciado que viajarían a Bolivia: una compuesta por organizaciones sociales y de derechos humanos, que buscará recoger denuncias de abusos y violaciones por parte del gobierno, y otra del Parlamento del Mercosur (Parlasur), que intentará avanzar “un diálogo y la pacificación del país”.

“Bolivia está bajo un gobierno de facto, una dictadura cívico militar y ha impedido comunicaciones para saber qué es lo que está sucediendo, por eso es fundamental la tarea que vamos a hacer”, había dicho entonces Juan Grabois. 

De la misión participarán miembros del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH), la Correpi, Alejandro Rivero y Sergio Smietniansky, de la Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo (Cadep), y otros abogados y especialistas en violencia de género.

El presidente del organismo, el uruguayo Daniel Caggiani, informó a la agencia de noticias EFE que la delegación estará compuesta por cuatro personas: la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, la argentina Cecilia Marchán; el paraguayo Ricardo Canese, la brasileña Fernanda Melchionna y el uruguayo Carlos Reutor.




Comentarios