El líder de Comunidad Ciudadana celebró la salida de su rival a pesar de que el Gobierno denunció un golpe de Estado.


El líder opositor boliviano Carlos Mesa celebró “el fin de la tiranía” tras la renuncia del presidente Evo Morales, anunciada este domingo por televisión en medio del conflicto político que se desató tras las elecciones nacionales del 20 de octubre.

“A Bolivia, a su pueblo, a los jóvenes, a las mujeres, al heroísmo de la resistencia pacífica. Nunca olvidaré este día único“, manifestó el principal adversario del oficialismo en los comicios objetados la Organización de los Estados Americanos (OEA) en base a una auditoría que concluyó esta semana.

El líder de Comunidad Ciudadana se mostró “agradecido” y sostuvo a través de su cuenta de Twitter que la salida del primer mandatario es parte de una “lección histórica”. Su voz fue una de las primeras en tomar estado público en medio de la crisis que sufre el país andino a pesar de la convocatoria del Ejecutivo a realizar nuevas elecciones.

El expresidente boliviano entre 2003 y 2005 era quien disputaba inicialmente la chance de llegar a una segunda vuelta con el Movimiento al Socialismo (MAS), la alianza que tiene como referentes a Morales.




Comentarios