Ocurrió en las afueras de un reconocido centro comercial. También atacaron la sede de la Unión Democrática Independiente, el partido pinochetista que es parte de la coalición del gobierno Sebastián Piñera.


Las protestas parecen no tener fin en Chile, ya que esta tarde la policía volvió a cargar contra manifestantes con gases lacrimógenos en Santiago.

Los carabineros dispersaron a los manifestantes que se encontraba en las afueras del Mall Costanera Center con el uso de carros hidrantes y gases lacrimógenos

Los carabineros dispersan a los manifestantes en Santiago de Chile. (AFP)

Decenas de personas se manifestaban en el exterior y en los alrededores de ese gran comercial, luego de que por redes sociales se realizara un llamado a protestar allí en medio del estallido social que se vive en Chile.

El pequeño grupo de manifestantes que habían estado protestando en el lujoso shopping  se trasladó hasta la sede de la Unión Democrática Independiente (UDI), en la comuna de Providencia, y comenzó a atacar la casona del partido pinochetista que es parte de la coalición del gobierno Sebastián Piñera.

Pintó el frente con palabras como “golpistas” y el símbolo anarquista, tiró abajo las rejas que protegían el lugar, forzó la puerta de entrada y sacó un televisor y muebles pequeños y los destruyó, según la Radio Cooperativa.

Según este medio local, todas las personas que trabajan dentro de la sede partidaria fueron evacuadas antes del ataque.

Algunos manifestantes intentaron utilizar estos muebles destrozados para formar una barricada y prenderla fuego; sin embargo, los carabineros llegaron antes y dispersaron a la protesta y recuperaron el control de la casona.

A través de su cuenta en Twitter, la UDI condenó el ataque y pidió al gobierno que sancione a los responsables de “estas acciones vandálicas” que, según sostuvo, buscan “amedrentarlos”.

Destrozos en Santiago de Chile. (AP)

Otro de los puntos donde se concentraron las protestas fue Plaza Italia, donde un buen número de manifestantes -en menor cantidad que en otras jornadas- reclamó contra el gobierno de Piñera.

Este martes, miles de personas estuvieron en las calles de la capital chilena y hubo incidentes y corridas con las fuerzas de seguridad, en lo que ya parece una costumbre en el país trasandino.

​El conflicto social, que ya lleva tres semanas, no da tregua. En tanto, el presidente de Chile Sebastián Piñera ratificó que no va a dejar su cargo.

Para intentar dar respuesta a las exigencias de los manifestantes, el Gobierno de Chile anunció el programa ‘Levantemos tu pyme’. Según explicó Piñera, es “un nuevo proyecto en la agenda social” y que “beneficiará a cerca de 6.800 micro, pequeñas y medianas empresas que sufrieron en carne propia los efectos de esta brutal delincuencia, vandalismo y destrucción”.

Ataque a la sede del partido político del oficialismo

Un grupo de manifestantes vandalizó este miércoles la sede del partido político Unión Demócrata Independiente (UDI), uno de los que conforma la coalición oficialista “Chile Vamos”, en lo que ha sido calificado como un acto de “violencia política”.

Cuando se cumplen 20 días del comienzo del estallido social en el país trasandino, que se ha cobrado hasta el momento al menos 23 vidas, el punto central de la convocatoria en esta jornada fue la comuna de Providencia, en el sector nororiente de la ciudad de Santiago.

En una de sus calles, un grupo de personas atacó la sede de la UDI, con piedras, pintadas y provocando destrozos en el exterior.

La presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, dijo al diario local Emol que se trata de un hecho de “violencia política”.

“Esto claramente no es vandalismo, es violencia política”, afirmó Van Rysselberghe.

Por su parte, la senadora Ena von Baer, de la UDI, dijo a CNN Chile que estos actos demuestran falta de humanidad.

“Los atacantes no tuvieron ninguna empatía con el otro. Esto no es tolerancia, no es democracia y es una tremenda falta de humanidad”, expresó Von Baer.




Comentarios