El animalito obligó a frenar el encuentro entre los Gigantes de Nueva York y los Cowboys de Dallas.


Una insólita situación se vivió en el MetLife Stadium de Nueva Jersey, durante el partido de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) entre los Gigantes de Nueva York y los Cowboys de Dallas. Un gato negro irrumpió en el campo de juego, y obligó a frenar el encuentro.

Visiblemente asustado por la cantidad de espectadores que estaban en el estadio, el animalito corrió algunos minutos por la cancha, mientras personal del lugar y algunos efectivos de la Policía trataban de conducirlo hacia la zona de anotación, para que pudiera dejar el campo de juego.

(Foto: Emilee Chinn/Getty Images/AFP)

Hubo un momento en el que el animal se dirigió a la zona de anotación y luego recorrió la línea de fondo hacia la plataforma de una cámara. El gato se subió a la plataforma y luego saltó, para terminar su recorrido por la línea de fondo y salir finalmente por el túnel, mientras recibía los aplausos del público.

Mirá el video: 




Comentarios