El combinado de Nueva Zelanda se impuso por 40 a 17. Ambos entrenadores se despidieron de sus puestos.


Nueva Zelanda se quedó con el bronce en el Mundial de rugby de Japón tras derrotar por 40-17 a Gales, ante un Estadio Ajinomoto de Tokio prácticamente colmado, con una ocupación de 48.842 de sus 50.000 asientos.

Superados en semifinales por Inglaterra (19-7) el 26 de octubre, los neozelandeses, tres veces campeones del mundo (1987, 2011, 2015) anotaron seis tries ante los galeses, contra los que no pierden desde 1953.

Los tries de Nueva Zelanda llegaron por intermedio de Joe Moody (5′), Beauden Barrett (13′), Ben Smith (33′, 41′), Ryan Crotty (42′) y Richie Mo’unga (76′), con conversiones de Mo’unga (7′, 14′, 34′, 42′, 44′).

En tanto, Gales obtuvo tries a través de Hallam Amos (19′) y Josh Adams (59′). Además, los europeos lograron conversiones con Rhys Patchell (21′) y Dan Biggar (61′) y un penal del mismo jugador.

Steve Hansen, entrenador del conjunto neozelandés desde 2012, dejará su cargo, al igual que el seleccionador de Gales, Warren Gatland.

La final de la Copa del Mundo enfrentará este sábado desde las 6 am de Argentina a Inglaterra y Sudáfrica, en Yokohama.




Comentarios