El empresario detenido solicitó hablar una vez que declaren dos testigos desde Suiza, que lo harán el 6 de noviembre.


El detenido empresario Lázaro Báez pidió postergar una vez más su declaración indagatoria en el juicio que se le sigue por lavado de dinero en “Austral Construcciones”, al negarse a ser trasladado desde la cárcel para presenciar la audiencia en los tribunales de Retiro.

El Tribunal Oral Federal 4 había fijado para esta nueva audiencia la indagatoria a Báez, pero el detenido pidió hablar una vez que declaren dos testigos desde Suiza, que lo harán por videoconferencia el 6 de noviembre.

El presidente del Tribunal, Néstor Costabel, le volvió a fijar fecha para indagatoria el próximo miércoles 30 de noviembre, aunque no se sabe si el empresario aceptará comparecer en esta fecha.

Báez postergó ya en dos ocasiones su indagatoria y, al igual que el miércoles pasado, esta mañana se negó a ser trasladado desde la cárcel de Ezeiza.

El acusado pretende escuchar a los dos testigos que hablarán desde Suiza vinculados a las cuentas sin declarar encontradas en ese país y que se le adjudican y después tener tiempo para preparar su respuesta

“No tenemos otras audiencias posteriores, es materialmente imposible después. Se fijó un cronograma que le adelanté hace dos, tres meses”, respondió el juez Costabel cuando la defensa reiteró el planteo en la audiencia de este miércoles.

El juez fijó “por el momento” la audiencia del próximo 30 para la indagatoria de Báez, quien hasta el momento no habló en el juicio que se le sigue junto a sus cuatro hijos por presunto lavado de activos en sus empresas durante el kirchnerismo, luego de ser beneficiados con obra pública en Santa Cruz.




Comentarios