Un hecho insólito ocurrió este martes en la previa al Superclásico por Copa Libertadores que se disputa en "La Bombonera" y que define al representante argentino en la final. Poco antes de que comenzara el partido, agentes de la Conmebol encontraron en el vestuario de River a un hombre sin identificación que estaba realizando rituales con velas.

Cerca de las 20, el "brujo" fue retirado por los agentes del estadio, ya que no tenía permitido el acceso. A pesar de que el hombre estaba en el vestuario del "Millonario", el conjunto de Marcelo Gallardo no se hizo responsable de las prácticas del misterioso hombre.

Desde Boca Juniors también aseguraron no tener nada que ver con el asunto y dijeron que el brujo había llegado con el equipo de Nuñez, aunque hasta el momento no fue captado por ninguna cámara.