Por Reverso


Después del debate porteño del jueves 10 de octubre último entre los candidatos a jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se viralizaron en redes sociales publicaciones que acusan al candidato por el Frente de Todos, Matías Lammens, de haberse equivocado con un cálculo sobre la cantidad de horas que pierden los alumnos porque no hay docentes que ocupen esas horas.

Lammens, efectivamente, dijo la cita que aparece en la imagen: “Hoy los chicos pierden 1500 horas de clase por día, por semana perdón, porque no están nombrando a los docentes”. Sin embargo, el dato -que es oficial- surge de los puestos vacantes para cargos docentes y no se trata de una equivocación, como afirma el posteo viral. El número (1500) es mayor a la cantidad de horas que tiene una semana (168) porque son horas que se superponen.

Uno de los tuits, con más de 3.400 retuits y 12.200 “Me gusta”, dice: “‘Hoy los chicos pierden mas de 1500hs de clases por semana’ – Matias Lammens. 24×7 = 168hs por semana en el planeta tierra. Vaya a saber uno donde vive Lammens” (sic). En Facebook, otro posteo con cerca de 7 mil compartidos resalta: “Los chicos pierden 1500 hs. de clase por semana. Osea que… Según Lammens el día tiene 214 horas o la semana tiene 62 días”. Algunos usuarios cuestionaron si el candidato realmente dijo eso (ver acá y acá).

¿Qué es lo que dijo Lammens?

Durante el minuto de cierre de su exposición en el bloque sobre “Educación, salud, cultura y desarrollo humano” del debate de candidatos porteños del 10 de octubre último, Lammens propuso: “Vamos a mejorar la calidad educativa. Hoy los chicos pierden 1500 horas de clase por día, por semana, perdón, porque no están nombrando a los docentes. Y para finalizar, quiero que los tres nos comprometamos a subir un punto y medio del presupuesto educativo, si somos jefes de gobierno, por año”.

Ante la consulta de Reverso, desde el área de Prensa del equipo del postulante del Frente de Todos señalaron: “Se trata de un número promedio y aproximado de la cantidad de horas que no llegan a cubrirse, de acuerdo con la información que envía semanalmente la Gerencia Operativa de Clasificación y Disciplina Docente del Ministerio de Educación de la Ciudad sobre las horas que quedaron vacantes en los actos públicos”. Estos actos son aquellos en los que se otorgan cargos suplentes o interinos a los docentes inscriptos en los listados.

La cifra de 1500 refiere a las horas que quedan vacantes cada semana en diferentes escuelas públicas de la Ciudad, especificaron desde el Frente de Todos, y que se solapan. Por eso, el resultado es mayor a la cantidad de horas que tiene una semana si esas horas no se superpusieran (168 horas).

¿Qué dicen los datos?

Según la información publicada por el Ministerio de Educación porteño, todas las semanas se realiza un acto público en cada establecimiento estatal para designar docentes en los puestos que se encuentran vacantes. Esta información es publicada por la cartera que dirige la ministra, Soledad Acuña, en este sitio.

Según precisaron desde el equipo de Prensa de Lammens, los datos que usó el candidato para su afirmación corresponden a los del 4 y 5 de octubre, el último acto público anterior al debate porteño. En ese sentido, de acuerdo con la información brindada por la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), efectivamente la cantidad de horas vacantes en escuelas públicas para esa fecha alcanzó el número que señaló el candidato del Frente de Todos. El sindicato confirmó a Reverso que efectivamente los alumnos no tienen clases y quedan libres esas horas.

“Los viernes se presentan todas las vacantes para las clases que no están cubiertas. El sábado se convoca al acto público, que es una especie de concurso: docentes que ya están inscriptos en un listado se presentan ese sábado para cubrir la vacante de la clase que quieran la próxima semana. El domingo se publican en la página oficial las clases que quedaron vacantes de ese acto público. Es así que, por ejemplo, el lunes, los chicos que tenían inglés, quedan sin profesor” si ningún docente se inscribió para cubrir las horas, explicó a este medio Marcelo Parra, secretario de Escuelas Secundarias de la UTE.

Leandro Bottinelli, docente e investigador de la Universidad Pedagógica Nacional (UNIPE), brindó cálculos que van en esa línea. Según el Relevamiento Anual que consolida el Ministerio de Educación de la Nación, en la última semana de abril de 2018 -último dato disponible- 1421 horas cátedra no fueron cubiertas en los niveles inicial, primario y secundario en la Ciudad de Buenos Aires, tanto en el sector público como en el privado.

“Son fuentes distintas que miden de distinta manera el problema. Si tomás como fuente los actos públicos de la Ciudad, es posible que tengas una mirada más precisa y detallada de la no cobertura de cargos, en comparación con los relevamientos anuales que es una fuente estadística de nivel muy general”, explicó Bottinelli.

Con respecto a las causas del problema, el investigador destacó la disminución de los recursos públicos destinados a Educación, “algo que también debilita la gestión en este área y no permite garantizar cubrir cargos docentes”.

Los datos de ejecución presupuestaria de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) en base a los datos oficiales de la Ciudad muestran que en los últimos 12 años la participación del área de Educación sobre el gasto total bajó: pasó del 28% en 2007 al 19% en 2018. La baja se dio principalmente porque se traspasaron de la Nación a la Ciudad fuertes gastos como la Policía de la Ciudad o el subte.

Además, agregó: “El bajo salario relativo de la Ciudad también puede explicar la dificultad para atraer y retener docentes, en particular, en algunas materias. Hay que tener en cuenta que la Ciudad es una de las cinco provincias del país que peor paga a sus docentes en relación al resto de los profesionales de la jurisdicción”. Esto se puede ver en un informe sobre el tema publicado por la UNIPE.

Autores: Imanol Subiela Salvo y Lucía Gardel. Edición 1: Laura Zommer. Edición 2: Cecilia Becaría. Esta nota es parte de Reverso, el proyecto periodístico colaborativo que une a más de 100 medios y empresas de tecnología para intensificar la lucha contra la desinformación durante la campaña.




Comentarios