El hombre había dicho que construiría un camino, y no mantuvo su palabra.


Cuando la Justicia no actúa, los vecinos se hacen escuchar. En una localidad mexicana, un grupo de pobladores captó al intendente, lo ató a una camioneta y lo arrastró varios metros, como castigo por incumplir promesas de campaña.

Ocurrió en Las Margaritas, donde Jorge Luis Escandón Hernández había prometido, durante a campaña electoral, construir un camino. Pero luego, al llegar al poder, no cumplió su palabra.

Por eso, un grupo de vecinos fue a buscarlo a la alcaldía, por la fuerza lo llevaron hasta la calle, donde lo ataron al paragolpe trasero de una camioneta.

En un video se ve cómo Escandón Hernández es arrastrado por las calles de Las Margaritas, a alta velocidad.

El jefe comunal fue rescatado más tarde por un grupo de personas, entre ellas empleados municipales, armados con palos. Tras el enfrentamiento entre las dos bandas, unas 30 personas fueron detenidas.




Comentarios