En respuesta a las críticas de Axel Kicillof en el que afirmó un cierre de caja entre 50 mil y 80 mil millones menos de pesos.


María Eugenia Vidal afirmó que la deuda de su gestión en la Provincia de Buenos Aires es “similar” a que dejó su antecesor, Daniel Scioli, aunque “con obras que se ven”, en respuesta a su contrincante electoral, Axel Kicillof, quien el domingo dijo que estiman un faltante de caja para el cierre de este año de entre 50 mil y 80 mil millones de pesos. “El endeudamiento fue aprobado por el Frente de Todos en la Legislatura”, recordó.

La gobernadora aseguró en una entrevista televisiva: “Dije muy claro, el primer día, que había recibido una provincia quebrada, tan quebrada que no podía pagar los sueldos. En estos 4 años, la Provincia bajó impuestos; la deuda que deja es similar a la que dejó el gobierno anterior, sólo que se ve en las obras, y en cada lugar se puede ver dónde está la plata; bajamos impuestos; las deudas son de niveles similares y pagamos los sueldos todos los meses”.

“Bajamos el gasto del Poder Legislativo, y todo esto lo hicimos en conjunto porque la deuda y los impuestos se definen en el Poder Legislativo, y siempre se hizo con representantes del Frente de Todos, a lo largo de todos estos años y con consenso”, explicó la gobernadora. Además se refirió al déficit de la gestión de Scioli estuvo en torno a los “11 mil millones de dólares cuando se fue”, y comparó que la actual deuda “está en alrededor de los 12 mil millones, y está incluso en obras que se van a terminar durante el próximo mandato”.

El candidato kirchnerista había criticado el estado de la caja bonaerense: “La provincia produce el 40% del PBI, pero recibe el 23% vía coparticipación”. Y agregó: “Está a la vista la situación que dejan en Buenos Aires con los indicadores de vulnerabilidad social y pobreza con un aumento sideral, un desempleo que creció a valores altísimos, al igual que la inflación y el cierre de empresas”.

Kicillof también tildó de “errática” la campaña electoral del oficialismo nacional y bonaerense, y afirmó que, en caso de haber un cambio de gobierno, no habrá “mejora inmediata por la gravedad de la situación, pero se va a notar rápidamente un cambio de aire”.

Por su parte, Vidal analizó la lucha contra las “mafias” durante su gobierno, aunque reconoció que esto no fue suficiente para alcanzar la reelección: “La respuesta que pudimos lograr peleando contra las mafias, haciendo obras que esperaron muchos años, eso no alcanzó. No alcanza para el que le cuesta llegar a fin de mes, al que le cuesta ir al supermercado. Tenemos que demostrarles a los bonaerenses y los argentinos que somos un Gobierno que puede generar trabajo y darle tranquilidad para llegar a fin de mes”.

“No permitimos la impunidad, denunciamos en todos los lugares donde vimos contra la ley y apropiarse del dinero de la gente”, aseguró Vidal. La gobernadora agregó que empezó con su gestión un camino que está dispuesta a defender y a continuar: “Son 140 bunkers de droga donde pasó la topadora, donde en algunos hay además lugares de rehabilitación. Es un símbolo para ese barrio, son las peleas que voy a seguir dando y ojalá pueda como Gobernadora”, indicó.




Comentarios