El histórico delantero de Boca palpitó con polémica el superclásico de Copa Libertadores.


Angel Clemente Rojas es ídolo de Boca. Brillaba como delantero en la década del 60 y más de uno hasta la aparición de Martín Palermo lo nombraba como el mejor goleador de todos los tiempos en el “Xeneize”.

Rojitas, el apodo con el que siempre se lo conoció en su etapa dorada, sigue yendo a la Bombonera como hincha de toda la vida y espera con ansias el doble superclásico copero.

Mientras Boca jugaba con Newells, el sábado por la noche, Rojas palpitó el duelo con River por las semifinales de la Copa Libertadores desde la platea del Alberto J. Armando: “Creo que esto no lo puede dejar pasar. Boca va a la final. Sin ninguna duda“, aseguró.

Cuando le preguntaron cómo había que jugarle a River para clasificar, “Rojitas” no dudó: “Como le jugó toda la vida. Ganarle y cagarlo a trompadas, a patadas”, le respondió  a Emiliano Nunia, periodista de Súper Deportivo Radio.




Comentarios