El entrenador "Xeneize" declaró después del empate ante Newell's, palpitando el Superclásico.


A pesar del empate del sábado ante Newell’s, Boca sigue como único líder de la Superliga Argentina de Fútbol. Más allá de eso, Gustavo Alfaro sabe que el principal objetivo del club de la ribera es sin dudas la Copa Libertadores.

En conferencia de prensa luego de la igualdad en la Bombonera, a días del primero de los dos enfrentamientos de semifinales ante River, el ex DT de Arsenal y San Lorenzo no esquivó el tema.

Uno quiere pasar y ganar la Libertadores, porque es el sueño de Boca. Es el pedido. Si fuera fácil de conseguir, no hubiese esperado desde 2007 para ganarla. No es una empresa sencilla. No era fácil estar parado el 3 de enero en el vestuario”, remarcó, recordando el momento en que asumió en el “Xeneize”, tras la desazón ante River en diciembre.

“En ese vestuario había que poner el pecho después de un golpe muy duro. Estoy satisfecho y contento con el trabajo que hemos hecho. Sé que se definirá mi trabajo si es bueno o malo si paso o no a River. Pero yo no tengo ese parámetro“, concluyó sin pelos en la lengua.




Comentarios