Se trata de Richard Keogh, quien se perderá el resto de la temporada y recibirá una durísima sanción por parte del club inglés que milita en la segunda división.


Una cena de confraternidad entre futbolistas del Derby County acabó con un verdadero problema luego de que su capitán, Richard Keogh, tuviese un accidente vial al volver borracho de la fiesta y sufriese una lesión en una de sus rodillas.

El propio club debió emitir un comunicado durante este jueves, donde expresaron que “aunque la mayoría de ellos (los jugadores) actuaron responsablemente y se marcharon alrededor de las ocho de la tarde”, un pequeño grupo “continuó bebiendo hasta altas horas de la madrugada. Deberían haber sabido cuándo detenerse e ignoraron la oportunidad de ser conducidos a casa usando los coches que el club les puso”.

Inmediatamente después, agregaron: “Como resultado de un incidente relacionado con el alcohol, Richard Keogh ha sufrido una grave lesión de rodilla que le impedirá jugar hasta el final de la temporada”. Además, advirtieron: “Los jugadores involucrados en el incidente estarán sujetos a una rigurosa investigación interna bajo el código de conducta y procedimientos disciplinarios del club”.

A su vez, aseveraron: “Los involucrados en el incidente del martes saben que pagarán un alto precio por sus acciones, pero también que los apoyaremos con su rehabilitación en la escuadra y el equipo”.

El diario inglés The Telegraph había anticipado anteriormente que los demás implicados fueron Mason Bennett y Tom Lawrence, ambos ilesos tras la colisión. Sin embargo, todo será esclarecido por el técnico Phillip Cocu, quien brindará una conferencia de prensa para hablar de la conducta de sus dirigidos, donde se espera también que revele las sanciones disciplinarias.




Comentarios