Así quedó establecido este martes, durante una reunión de representantes técnicos del Ministerio de Producción y Trabajo, cámaras empresariales y la CGT. Los detalles.


El pago del bono de 5 mil pesos para los trabajadores del sector privado será obligatorio y en una sola vez a liquidar con el salario de setiembre.

Sin embargo, cada sector podrá acordar hacerlo en cuotas y en otros plazos, según convengan las partes firmantes del respectivo convenio colectivo.

Así quedó establecido este martes, durante una reunión de representantes técnicos del Ministerio de Producción y Trabajo, cámaras empresariales y la CGT. Allí definieron la “letra chica” del acuerdo que se alcanzó este lunes y que será el contenido del decreto presidencial que oficializará el pago del bono, confirmó a Vía País una fuente gubernamental cercana a la negociación.

El pago del bono será no remunerativo, es decir que las empresas no pagarán aportes a la seguridad social sobre los 4 mil pesos. Además será a cuenta de futuros aumentos, o sea del incremento que pueda negociarse en la próxima paritaria. Resulta por tanto una suerte de anticipo salarial que recibirán los trabajadores.

El presidente de la UIA Miguel Acevedo.

Del pago quedarán que beneficiaría a más de 6 millones de trabajadores privados no alcanzará a las empleadas domésticas, precisó la fuente.

La posibilidad de acordar cuotas y tiempos de paso del bono mina su carácter de obligatorio. El propio presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, recordó que el bono de fines de 2018 sólo puso ser pagado por alrededor de la mitad de las empresas, cuando la recesión económica no tenía la gravedad y extensión de la actual.




Comentarios