Se trata de una tecnología que se probará en Madrid durante seis meses. En el país se está evaluando ampliar el sistema de cobro para transporte.


En el evento Demo Day de Madrid in Motion presentaron un proyecto de pago de servicios por medio del reconocimiento facial. A partir de octubre comenzaría una prueba piloto en la capital española para evaluar su funcionamiento en la vida real y si puede mejorar el sistema actual.

Este nuevo sistema podría reemplazar a los actuales que se realizan con tarjetas electromagnéticas como la SUBE que fue implementado en la Argentina a partir del año 2011 y, rápidamente, consiguió agilizar el pago del transporte público. El nombre del proyecto es un sistema de pago biométrico y estará en vigencia durante seis meses. “Si el proyecto es exitoso, se valorará su despliegue a otras líneas de la red”, remarcaron desde la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid.

Los usuarios del transporte público deberán descargarse una aplicación en la que tendrán que ingresar sus datos de pago y sacarse una “selfie”. Una vez dentro del colectivo, deberán exhibir su cara a una cámara, que los reconoce y valida el pago, el cual se debita de forma automática. Aún se desconoce si en algún momento esta tecnología arribará a la Argentina.

La SUBE en el país es una de las iniciativas que más invierten en tecnología. Aunque, Visa y algunos bancos impulsan que los usuarios de subte, colectivo y tren puedan pagar los viajes con tarjeta y celular. Para ello trabajan la implementación con Nación Servicios, que tiene a su cargo el Sistema Único de Boleto Electrónico.

De concretarse, se llevaría adelante con plásticos “contactless”. De esa forma, con sólo con apoyar la tarjeta les descontarán el importe al contacto. Al igual que mediante el uso de billeteras digitales.

“Hoy el sistema de transporte es cerrado, ya que se puede pagar sólo con SUBE. La idea es que el propio equipo de SUBE pueda abrir el sistema con cualquier medio de pago que sea ‘contactless’, donde con sólo apoyar la tarjeta ya se descuente el importe, sin necesidad de firmar el ticket. Venimos implementándolo en Nueva York, Río de Janeiro y 120 ciudades del mundo, y el proyecto es que en 2020 pueda debutar en el país”, anticipó en su momento Gabriela Renaudo, de Visa Argentina y Cono Sur en diálogo con El Cronista.




Comentarios