Las imágenes fueron presentadas ante el Juzgado de Instrucción de Madrid por la ONG Equalia.


Una cámara oculta instalada en el interior de un matadero en Madrid dejaron en evidencia el maltrato animal y el abuso del personal: corderos lanzados, pateados y golpeados.

Pero eso no es todo, ya que sacrifican a corderos, ovejas, cabras y vacas sin técnicas de aturdimiento. Además, tienen graves irregularidades de higiene.

Las imágenes captadas entre los meses de junio y septiembre han sido adjuntadas en la denuncia penal presentada ante el Juzgado de Instrucción de Madrid por la organización Equalia, que propone la instalación de cámaras de vigilancia para que se cumpla la normativa en relación a la defensa de los animales y la salud pública.

“Entendemos que es imposible que el veterinario esté en todas partes a la vez, por eso la ONG considera que la propuesta de instalación de cámaras facilitará a los veterinarios determinar y detectar problemas de bienestar animal, es viable económicamente, permite una mayor seguridad para los trabajadores y ayudará a garantizar el buen cumplimiento de las normativas de higiene y seguridad alimentaria. Además, el material de grabación ayudará en la formación e investigación, incluso estas grabaciones podrán utilizarse de cara a certificaciones de calidad, o en auditorías internas”, manifestaron desde Equalia.

En las imágenes se ve a ovejas que son llevadas a la cinta transportadora para ser degolladas, pese a que apenas pueden mantenerse en pie y están enfermas. Según la legislación española, si un animal no puede andar, está prohibido que sea arrastrado o transportado al lugar de la matanza. 

Las imágenes pueden herir la sensibilidad del lector.




Comentarios