El entrenador de la selección argentina de básquet habló en la previa del encuentro ante Francia por las semifinales del Mundial que se disputa en China.


Argentina deberá enfrentar a Francia en una de las semifinales del Mundial de Básquet que se está celebrando en China. Luego de vencer a seis rivales de manera consecutiva, llegando a esta instancia de forma invicta, está a solo un paso de alcanzar por tercera vez en su historia la final.

Sin embargo, ese paso a dar es difícil. Los galos cuentan con cinco jugadores NBA, aunque el base titular no pertenece a la liga estadounidense, siendo capaz igualmente de causar estragos. Analizando al conjunto europeo el entrenador de “El Alma”, Sergio Hernández, opinó en diálogo con TyC Sports: “Son un equipazo. Tiene poder en todas sus líneas. Me gusta su entrenador hace muchos años, planifica los partidos especialmente para cada rival. Es un placer jugar contra ellos y poder medirnos contra uno de los mejores equipos del mundo“.

Argentina viene de eliminar a Serbia, último subcampeón del mundo y candidato al título, en los cuartos de final (Foto: AFP).

Sobre el partido en si, deslizó: “Estamos con mucha ilusión. Contentos, pero no conformes. Este equipo quiere siempre un poco más. Vamos a usar esa alegría que tenemos y esa ilusión de seguir adelante como motor para dar el 100 por ciento y poder llevarnos el partido”.

En cuanto al haber logrado meterse entre los cuatro mejores del mundo, indicó: “Estar en la semifinal de un Mundial es increíble, muy fuerte. Cantidad de colegas míos de altísimo nivel no tienen la oportunidad. No solamente me toca estar por tercera vez en un mundial como entrenador principal, sino que me han tocado dos semifinales y un quinto puesto”.

Finalmente, en cuanto al estado anímico y psicológico del plantel, expresó: “Yo celebro el estrés en estos casos. No me gusta estar demasiado tranquilo a las puertas de una semifinal, porque eso indicaría que existe un cierto conformismo que yo no quiero”.




Comentarios