"Ningún enemigo en la Tierra puede igualar la abrumadora fuerza, talento y poder de las fuerzas armadas estadounidenses", aseguró el presidente norteamericano.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió este miércoles una escalada en el combate contra los talibanes en Afganistán, dos días después de cancelar las conversaciones de paz con ese grupo insurgente debido a un nuevo atentado en Kabul.

El presidente dio un discurso desde el Pentágono con motivo del decimoctavo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001, donde recordó que este fin de semana suspendió una reunión que tenía prevista en la residencia presidencial de Camp David con los talibanes y el gobierno afgano, para impulsar un acuerdo de paz.

“Teníamos programadas conversaciones de paz hace unos días, y las cancelé cuando me enteré de que habían matado a un gran soldado estadounidense de Puerto Rico y a otras once personas inocentes”, recordó Trump, citado por la agencia de noticias EFE.

“(Los talibanes) creyeron que usarían este ataque para demostrar fuerza, pero lo que demostraron fue una debilidad imparable. En los últimos cuatro días hemos golpeado más duro a nuestro enemigo que nunca antes, y eso continuará”, reveló.

Trump también lanzó una advertencia: “Y si por algún motivo vuelven a nuestro país, iremos donde quiera que estén y usaremos un grado de fuerza que Estados Unidos nunca ha usado antes, y no estoy hablando de la fuerza nuclear”.

“Nunca habrán visto nada como lo que les ocurrirá. Ningún enemigo en la Tierra puede igualar la abrumadora fuerza, talento y poder de las fuerzas armadas estadounidenses“, agregó.

La suspensión de las negociaciones amenaza con provocar un repunte de la violencia aún mayor en Afganistán en un momento especialmente delicado, a apenas dos semanas de las elecciones presidenciales en el país.

“Fue un día lleno de horror y pena”, dijo Trump y recordó que él se encontraba viendo “un importante programa de negocios” en la televisión cuando la programación se interrumpió para mostrar las primeras imágenes de las Torres Gemelas en llamas.

Aseguró que él mismo pudo ver cómo se estrellaba el segundo avión en esos icónicos edificios al mirar por la ventana de su torre en el centro de Manhattan, y que después se desplazó a la zona cero para “intentar ayudar”.





Comentarios