Podrá responder a las preguntas por escrito. Si elige este método, deberá hacerlo en un plazo de 24 horas.


En medio de la crisis institucional que azota a Brasil, la Corte Suprema autorizó hoy a la Policía Federal a interrogar al presidente Michel Temer sobre las sospechas de corrupción que pesan en su contra.

El mandatario no será obligado a presentarse en la Policía ni tampoco a recibirla, sino que el interrogatorio podrá ser enviado y respondido por escrito. Si el presidente desea seguir esta vía, debería hacerlo en un plazo de 24 horas. 

Temer es investigado por el Supremo Tribunal bajo la sospecha de que pudo haber incurrido en los delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y asociación ilícita.






Comentarios