El organismo vuelve a utilizar esta normativa en medio de la crisis cambiaria.


El Banco Central de la República Argentina (BCRA) que conduce Guido Sandleris decidió este viernes establecer una nueva operatoria para limitar el uso de utilidades de los bancos privados al exterior.

A través de la comunicación “A” 6768, la autoridad monetaria indicó que “las entidades financieras deberán contar con la autorización previa del Banco Central de la República para la distribución de sus resultados”. La medida es de inmediata aplicación.

“En dicho proceso de autorización, la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias tendrá en cuenta, entre otros elementos, los potenciales efectos de la aplicación de las normas internacionales de contabilidad según Comunicación “A” 6430 (Punto 5.5. de NIIF 9 – Deterioro de valor de activos financieros) y de la reexpresión de estados financieros prevista por la Comunicación “A” 6651”, indicó el comunicado oficial.

De esta manera, el Central condicionará las operaciones que realizan las entidades financieras para girar los dólares de sus utilidades a sus casas matrices en el exterior del país.

Desde la entidad monetaria indicaron a Vía País que se trata de una medida que “solo corresponde a las entidades financieras, no otro tipo de empresa” y que el objetivo es “garantizar que se mantenga la liquidez del sistema, para que los depositantes puedan hacerse de la liquidez que demanden”.

“En momentos de mayor incertidumbre, buscamos que la liquidez del sistema sea mayor para evitar cualquier tipo de falta de dinero”, remarcaron y rememoraron que “esta medida ya había estado vigente desde el año 2006 hasta el 2018”.





Comentarios