A Buenos Aires podría llegar durante la noche.


El humo de los incendios en el Amazonas, con especial incidencia en Brasil pero también en Bolivia, se está extendiendo por el interior del continente sudamericano, y ya llegó a las provincias del norte y del oeste de la Argentina. Además, podría llegar a última hora de este viernes a Buenos Aires, según informó el Servicio Meteorológico Nacional.​

Fuente: AFP.

“Ya hay presencia de humo que llega desde los distintos incendios que hay en Amazonas, Bolivia y Paraguay, en Formosa, Jujuy, Corrientes, Catamarca, La Rioja y el norte de Santa Fe“, detalló esta tarde a Télam la meteoróloga Cindy Fernández.

La especialista explicó, también, que “el viento norte traerá ese humo al centro del país, por lo que hoy mismo podría disminuir la visibilidad en Buenos Aires, proceso que se va a agudizar durante el fin de semana y la semana que viene”.

Incendios en el Amazonas. (REUTERS)

Al respecto, Daniel Russo, subsecretario de Protección Civil de la Nación dijo a Télam que “hay incendios de pequeñas proporciones, típicos de temporada de sequía, en Catamarca, Salta, Jujuy y La Rioja”.

“Los incendios son a causa de la sequía o por quemas provocadas, pero son de pequeñas dimensiones y no afectan la visibilidad”, aseguró el funcionario.

Sobre el fuego en países vecinos, explicó que “hay múltiples focos de incendios en Bolivia, en el departamento de Santa Cruz, en el límite con Paraguay. La zona afectada está a 800 o 900 kilómetros de la frontera con Argentina”.

Asimismo, Russo destacó que la Brigada Nacional contra Incendios “está en condiciones de colaborar, tal como ofreció el presidente Mauricio Macri, pero aún no recibimos pedidos ni de Brasil, ni de Bolivia, ni de Paraguay”.

La brigada para actuar en otros países “está integrada por 100 personas especialmente capacitadas para enfrentar incendios forestales, y otras 100 que conforman grupos operativos”, añadió el subsecretario.

La Amazonia concentra el 52,5% de los incendios de 2019 en Brasil, con más de 71.000 focos ígneos, lo que generó una ola de repudio mundial, que creció por la declaración del presidente Jair Bolsonaro minimizando el peligro ambiental.





Comentarios