La víctima tenía 24 años y su hermano asegura que no conocía a los hombres que lo balearon y escaparon sin robarle.


Un joven de 24 años fue asesinado a balazos en un presunto ajuste de cuentas en la localidad bonaerense de Alejandro Korn, donde sus familiares realizaron hoy una marcha en la que reclamaron justicia y denunciaron que a la víctima la mataron por error ya que, en realidad, los homicidas buscaban a uno de sus primos.

Fuentes policiales informaron a Télam que el hecho, que se conoció hoy, ocurrió el lunes alrededor de las 21, cuando Gabriel Marcelo Espinoza (24) se encontraba junto a otro primo, en las calles Roma y La Pinta, de dicha localidad del partido de San Vicente, en el sur del Gran Buenos Aires.

Los testigos indicaron que Espinoza iba a pie y empujaba una moto Honda -que no funcionaba- cuando fue interceptado por dos delincuentes armados que, sin decir nada, le dispararon varias veces y luego escaparon sin robarle.  Por eso, los investigadores creen que se trató de un ajuste de cuentas.

El prio de Gabriel lo llevó al hospital, de la localidad de Guernica, pero el joven ingresó ya fallecido. 

El crimen es investigado por la fiscal Cristina La Rocca, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 2 de Presidente Perón, del Departamento Judicial La Plata, que ordenó distintas medidas tendientes a identificar a los prófugos.

Por su parte, familiares y amigos de la víctima realizaron esta tarde un corte sobre la ruta 210, a la altura de Korn, donde reclamaron justicia y denunciaron que a Espinoza lo mataron por error.

En la marcha, Gustavo, hermano de la víctima, llevaba en sus manos una foto de Gabriel junto a su pareja y su hijito, y dijo a TN: “Lo mataron por confusión, no era para él, era para otro primo al que le tenían bronca porque él les robaba a ellos“.

“Mi hermano hace menos de un mes que estaba viviendo acá y con esa gente (los agresores) nunca se cruzó, nunca tuvo un problema, nada. Es más, ni los conocía mi hermano a esa gente, y ellos a él tampoco”, señaló Gustavo.

El hermano de la víctima añadió que en la causa hay “un testigo clave”, que es otro de sus primos, y que “identificó a los asesinos” ya que “los tenía a menos de un metro” de distancia y “presenció la muerte” de Gabriel.

Además, criticó el accionar de la justicia al no detener a los sospechosos ya que, según él, le dijeron a la fiscal a cargo de la investigación “donde vivían” los agresores y su primo “les describió la ropa que tenían puesta y así y todo no les alcanzó”.





Comentarios