Anses estimó el costo fiscal de la medida y la Casa Rosada definirá si lo implementa.


Luego de la suba del dólar tras las elecciones primarias, el Gobierno implementó un paquete de medidas para mitigar el efecto de la devaluación. Esta semana, con la llegada del nuevo ministro de Hacienda Hernán Lacunza, en la Casa Rosada estudian incluir a los jubilados en las medidas: la propuesta que realizó Anses está compuesta por un bono extra y un adelanto del aumento de haberes pautado para diciembre.

En esta línea, la propuesta incluye una bono para los jubilados, que podría ser de entre $2000 y $3000, pero además un adelanto del último incremento de haberes. Según la ley de movilidad jubilatoria, el cuarto aumento del año tendría lugar en diciembre, según aseguraron fuentes oficiales a TN.com.ar.

Hernán Lacunza y Guido Sandleris, titular del Banco Central, reunidos este domingo. (Foto:Clarin)

Las jubilaciones y pensiones aumentarán en septiembre un 12,22%. De esa manera, la jubilación mínima pasará a ser de $12.937,22 y la máxima, de $94.780,42. La PUAM, que es el haber que reciben aquellos adultos mayores a 65 años que no reciben prestaciones jubilatorias ni pensiones y representa el 80% del piso jubilatorio, pasará a ser de $10.349,78.

Si se confirma el “alivio” para los jubilados, el costo fiscal total podría superar los $100.000 millones.




Comentarios