La congresista sostuvo además que el Gobierno no puede modificar su política económica en función del Fondo Monetario Internacional.


La diputada lavagnista Graciela Camaño consideró que las medidas anunciadas este miércoles por el Presidente son sólo “paliativas”, sostuvo que el Gobierno no puede modificar su política económica por depender del FMI y descreyó del llamado al diálogo que hizo Mauricio Macri.

“Es un presidente que no tiene ninguna posibilidad de cambiar el modelo económico”, dijo. “Son medidas paliativas, de las que no podemos estar en contra porque la situación social es muy grave y es imprescindible ponerle plata en el bolsillo a la gente”.

Mauricio Macri durante la conferencia de prensa del 12 de agosto (REUTERS).

Si bien reconoció que Macri haya “rectificado su tremendo error de comunicación del lunes”, Camaño descreyó del llamado al diálogo: “Es muy Durán Barba”, dijo en alusión al asesor presidencial.

Llama a un diálogo que nunca existió, que es imprescindible y que debe ser un consenso, un valor prioritario para el próximo gobierno. No hay diálogo cuando usted habla y no toma en cuenta nada de lo que se le dice, ni siquiera de los propios”, explicó.

En declaraciones periodísticas, Camaño, quien es primera candidata a diputada por Buenos Aires de Consenso Federal, insistió en que Macri “no puede cambiar el modelo económico porque tiene esta relación de dependencia tan grande con el FMI. No sólo por ser negociador de la deuda sino porque a él le desembolsaron toda la deuda. Tiene un nivel de dependencia muy grande”.





Comentarios