La serie narra la vida de un grupo de adolescentes que atraviesan los problemas típicos de la edad.


Euphoria, la serie adolescente que lanzó recientemente HBO, se perfila como la más polémica de la temporada por el tratamiento sin tapujos que hace de las historias de sus protagonistas.

El primer atractivo lo constituyen sus personajes. Desde Rue, una chica deprimida y con tendencia a autoflagelarse si no está bajo el efecto de las drogas, hasta Maddy y Nate, envueltos en una relación enfermiza y tóxica donde ella es demasiado sumisa y él un manipulador.

Además está Cassie, que permite que todos los hombres se aprovechen de ella y Jules, con los dramas típicos de una mujer trans adolescente.

Además, el nuevo éxito de HBO muestra la realidad sin filtros: desnudez, sexo explícito, uso de drogas y maltratos.

Además, la serie de 8 capítulos esconde varios simbolismos en la vestimenta de los personajes, o la forma en que la cámara los toma.





Comentarios