Desde la tristeza de las jugadoras, que emitieron su comunicado, hasta el mea culpa del dirigente que renunció.


Una eliminación prematura de los Juegos Panamericanos de Lima 2019 por un insólito motivo puso en jaque a la Selección femenina de básquet y a los miembros de la Confederación Argentina (CABB). Las Gigantes no pudieron jugar contra Colombia por no contar con la indumentaria que debían usar, y les dieron por perdido el partido, quedando ya sin chances de medalla.

Durante 15 minutos, luego del precalentamiento de los equipos, miembros del plantel y dirigentes como Daniel Jacubovich, máxima autoridad del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD), buscaron soluciones al error: el equipo argentino vestía camisetas azules, cuando según la planilla oficial debía usar las blancas.

En la planilla constaba que Argentina debía jugar con camisetas blancas. (Foto: Twitter/@FlorCordero)

“¿No podemos jugar con esas camisetas?”, tiró Melisa Greter, en referencia a unas remeras blancas que había conseguido el cuerpo técnico pero que fueron rechazadas por las autoridades del partido porque no tenían números. Jacubovich le confirmó a las jugadoras que les darían el partido por perdido, y la preocupación se apoderó de ellas.

Colombia pidió los puntos, y sus jugadoras se fueron al vestuario. Greter y Agostina Burani se acercaron a charlar con la terna arbitral. Si las camisetas blancas llegaban al estadio, el partido podía jugarse, pero por reglamento Colombia estaba en su derecho de negarse a disputarlo.

El comunicado oficial del Comité Organizador de los Juegos Panamericanos. (Foto: web)

Y así fue: Colombia se llevó el triunfo por 20 a 0 y las Gigantes se despidieron de la chance de avanzar a semis. En medio de las críticas que se generaron, se supo que el equipo viajó a Lima sin utilero, porque desde la Confederación Argentina de Básquetbol decidieron utilizar ese cupo del cuerpo técnico para llevar un médico.

Poco después de que se confirmara la cancelación, el jefe de equipo, Hernán Amaya, y la directora de Desarrollo del básquet femenino, Karina Rodríguez, renunciaron a sus cargos. Más tarde, Amaya hizo su descargo en Twitter: “Es uno de los momentos más tristes de mi carrera. Asumo total responsabilidad por lo sucedido”.

Las publicaciones de la CABB (Foto: captura Twitter)

Y agregó: “Quiero solamente aclarar que durante todos estos años, CABB ha trabajado como nunca en apoyo a nuestra actividad. Por primera vez fuimos escuchados, nos permitieron crecer, se apostó y se invirtió en el desarrollo. Que MI error no sirva de argumento erróneo”.

La publicación de Hernán Amaya, quien renunció a su cargo (Foto: captura Twitter)

Las chicas, en tanto, emitieron un comunicado: “Por parte de las Gigantes queremos agradecer el apoyo recibido de toda la gente y expresar el inmenso dolor que vivimos hoy. Nuestra responsabilidad es siempre representar con orgullo a Argentina, dentro y fuera de la cancha. Por nuestra parte vamos a seguir compitiendo, buscando dejar a nuestra bandera lo más alto posible en este Panamericano.

Debido al requerimiento de la prensa pedimos que respeten el delicado momento que estamos pasando como equipo y nos sigan apoyando hasta el final del torneo. Una vez terminados los juegos hablaremos con quién corresponda sobre la situación y el futuro de la Selección Femenina de Básquet”, concluyeron.

La publicación del titular de la CABB (Foto: captura Twitter)





Comentarios