Los investigadores creen que el ave gigante murió hace 19 millones de años y que no solo se alimentaba de frutas y plantas.


El loro más grande del mundo medía casi un metro y pesaba unos 7 kilos de peso. El ave vivió hace unos 19 millones de año en Nueva Zelanda, un lugar conocido por sus aves gigantes prehistóricas.

Según un estudio publicado este miércoles en Australia. El loro extinto fue bautizado con el nombre de Heracles inexpectatus, en alusión al dios-héroe de la mitología griega (Hércules, en la romana) de extraordinaria fuerza, según un comunicado de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW, siglas en inglés) con sede en Sídney, informó EFE.

.

Por ubicarse en la cúspide la cadena alimenticia, Heracles pudo haber desarrollado una dieta muy variada que iba más allá de las frutas, explicó Mike Archer, de la UNSW, quien puso como ejemplo a los loros keas neozelandeses, de 48 centímetros, que “desarrollaron un gusto por las ovejas desde que fueron introducidas por los colonos europeos en 1773”.

Heracles.

Sin embargo, los expertos señalaron que hace 20 millones de años no había grandes mamíferos en Nueva Zelanda y que, como la mayoría de los loros, probablemente Heracles se alimentaba principalmente de plantas.

El loro gigante vivió en un bosque subtropical rico y diverso con muchas especies de palmeras y laureles “que proporcionaba una gran variedad de fruta importante en la dieta del Heracles y otros loros y palomas con las que convivía”, dijo Suzanne Hand, investigadora de la UNSW.

Heracles fue descubierto cerca de la localidad de St Bathans, en el extremo meridional de la Isla Sur neozelandesa entre fósiles que datan de hace 19 millones de años.

El yacimiento, que es conocido por alojar fósiles de aves del período del Mioceno, es la única ventana a un hábitat prehistórico con animales y pájaros terrestres que poblaron Nueva Zelanda desde que los dinosaurios habitaron la tierra hace 66 millones de años.





Comentarios