El papa Francisco expresó su tristeza por el "bárbaro ataque" cometido en Manchester, que causó la muerte de 22 personas, y manifestó su "solidaridad" con las víctimas y sus familias.

"Su Santidad el papa Francisco quedó profundamente entristecido al conocer las heridas y las trágicas pérdidas de vida causadas por el bárbaro ataque en Manchester", según un telegrama enviado por el secretario de Estado, Pietro Parolin, en nombre del Pontífice.

El Papa calificó "este acto de violencia sin sentido". También elogió los "generosos esfuerzos del personal de emergencia y seguridad" y ofreció rezar por los heridos y los fallecidos.