El presidente de Estados Unidos tenía como objetivo reunir a Netanyahu y a Abás, pero el líder palestino se negó.


Donald Trump, presidente de Estados Unidos ,comenzó el lunes su primera visita a Israel desde que asumió el cargo, una estancia de dos días para tantear el terreno antes de retomar el proceso de paz en Oriente Medio que actualmente se encuentra paralizado.

Trump llegó procedente de Arabia Saudí, donde llamó a los paises musulmanes a aliarse con Estados Unidos contra los extremistas

Antes de una serie de reuniones con el primer ministro isaelí, Benjamin Netanyahu, el presidente y la primera dama, Melania Trump, tenían previsto visitar el Muro de los Lamentos y la iglesia del Santo Sepulcro.

Trump esperaba reunirse el martes con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás. Tras recibir a Abás en la Casa Blanca el pasado mes de marzo, Trump afirmó que alcanzar la paz era “algo que creo que, sinceramente, no es tan difícil como ha pensado la gente a lo largo de los años”.

“Pero necesitamos dos bandos dispuestos”, continuó. “Creemos que Israel está dispuesto. Creemos que ustedes están dispuestos. Y si ambos están dispuestos, cerraremos un acuerdo”.






Comentarios