La carretera estaba cortada por manifestantes de ATE desde hace 12 días.


La Gendarmería desalojó hoy una protesta sindical en la ruta 3, a unos 12 kilómetros de Río Gallegos, con un operativo en el que utilizó un camión hidrante y gas lacrimógeno. Hubo dos detenciones y varios manifestantes resultaron heridos.

El desalojo, durante el cual también fue golpeado un periodista, fue ordenado por el juzgado federal de Río Gallegos, a cargo del juez subrogante Aldo Suárez, según informó un jefe de Gendarmería en la provincia patagónica, que dijo que los manifestantes recibieron una notificación judicial que les ordenaba retirarse de la ruta, principal vínculo de la capital santacruceña con el norte del país.

Los detenidos fueron dos dirigentes sindicales de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), informó Alejandro Garzón, secretario general de ATE Santa Cruz, quien también resultó afectado por las gases.

La carretera estaba cortada por manifestantes de ATE desde hace 12 días, para exigir “soluciones para los conflictos” que atraviesa la provincia, a raíz de importantes retrasos en el pago de salarios.






Comentarios