La líder de la Túpac Amaru fue sobreseída por la ausencia de pruebas.


El juez de Control 3 de Jujuy, Gastón Mercau, sobreseyó a la dirigente detenida Milagro Sala por la ausencia de pruebas de cargo en dos causas en las que estaba acusada de “inducción a cometer el delito de amenazas agravadas”, a raíz de denuncias realizadas en septiembre y octubre del año pasado, según confirmaron voceros judiciales.

“El fiscal interviniente (Darío Osinaga Gallacher) entendió que ni las denuncias oportunamente formuladas ni los testigos que aportaron los denunciantes tenían el peso específico propio para que se continuara con esta acusación”, señaló hoy a Télam el abogado de Sala, Luis Paz, sobre el pedido de sobreseimiento librado el 5 de mayo pasado.

Además agregó que consecuentemente con el dictamen, el juez resolvió favorecer a Sala con “un sobreseimiento total y definitivo en esos dos expedientes”.

Si bien no trascendió públicamente el detalle de ninguna de las denuncias, éstas fueron realizadas por Marta del Valle Gaite y Rosario del Valle Cari y seguirán en proceso investigativo.

Dichas acusaciones se sumaban a una serie de imputaciones que pesan sobre Sala en otros expedientes, en los que se destacan los presuntos delitos de extorsión, asociación ilícita y fraude a la administración pública.






Comentarios