Es para familiares directos y víctimas. Se podrá conocer el protocolo en la web de la Conferencia Episcopal Argentina.


La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) anunció la aprobación de un protocolo para que víctimas y familiares directos de desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar puedan consultar los archivos que posee la Iglesia sobre esa etapa, luego de que en octubre del año pasado se conociera que había concluido la digitalización de esos documentos.

“Con este protocolo se inicia la posibilidad de consultas y, de acuerdo a lo anunciado oportunamente, podrán solicitar información las víctimas, los familiares de los desaparecidos y detenidos y, en caso de eclesiásticos y religiosos, sus respectivos obispos y superiores mayores”, precisó el Episcopado esta mañana en un comunicado de prensa, en el que aclaró que la consulta “se realizará sobre el material donde aparece mencionada la persona sobre la cual se busca información”.

Se trata de cartas y documentos que se conservan en el Episcopado, en la Nunciatura Apostólica y en la secretaria de Estado en la Santa Sede, referidos a unas 3.000 personas, sobre pedidos que llegaron a la Iglesia para conocer el paradero de detenidos y desaparecidos durante la dictadura y reclamar gestiones ante los militares.

Según explicó a Télam la archivista y especialista en historia de la Iglesia, Guadalupe Morad, -quien tuvo a cargo todo el proceso- entre los archivos digitalizados se encuentran telegramas, cartas y notas informales, la mayoría de ellos con pedidos de ayuda de familiares de víctimas de la dictadura, en algunos casos gestiones de la propia Iglesia ante distintos organismos oficiales y eventuales respuestas de los militares.

En el protocolo -que se puede consultar en www.episcopado.org- se establece que “el interesado deberá completar una solicitud” dirigida al secretario general de la CEA, monseñor Carlos Malfa, y que “los nombres de otras víctimas extrañas al interesado, serán oportunamente oscurecidos en respeto a la confidencialidad de los datos privados”.






Comentarios