El nivel de "cesio radiactivo" es 800.000 veces superior a lo normal del Mar de Noruega, pero sin embargo descartaron peligros para los humanos.


Las autoridades de Noruega confirmaron que el submarino nuclear soviético ‘Komsomolets’, que se hundió en 1989 en las costas del país, sigue emitiendo radiación, si bien ha destacado que “no supone un riesgo”.

La Autoridad Noruega de Radiación y Seguridad Nuclear ha indicado en un comunicado que “investigadores han documentado emisiones” por parte del submarino durante la misión.

Submarino con radiactividad (Web)

Además, detallaron que algunas de las muestras tomadas “revelan que el nivel de cesio radiactivo es mucho más alto que los niveles hallados de forma normal en el mar de Noruega“, antes de agregar que la cifra es en ocasiones 800.000 veces superior a la normal.

“Lo que hemos hallado en esta expedición no tendrá ningún impacto para los peces y el marisco de Noruega. Los niveles de radiactividad en el mar de Noruega son muy bajos y las emisiones del ‘Komsomolets’ se diluyen rápidamente, dado que el submarino está a 1.700 metros de profundidad”, ha recalcado.

En este sentido, Hilde Elise Heldal, del Instituto Noruego de Investigación Marina, ha indicado que “por supuesto, es un nivel más alto de lo que suele haber en el mar”, pero según ella, “los niveles no son alarmantes.

Los niveles de radiactividad se “reducen” rápidamente a estas profundidades y hay pocos peces en el área, explicó a la agencia de noticias Reuters.

El ‘Komsomolets’ se hundió el 7 de abril de 1989, después de que se desatara un incendio a bordo, en un incidente que se saldó con la muerte de 42 tripulantes.






Comentarios