El secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas se refirió a las asambleas que provocaron cancelaciones de decenas de vuelos.


Pablo Biró, secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), se refirió a las asambleas que su sindicato organizó en la mañana del viernes y que provocaron demoras y cancelaciones en decenas de vuelos.

Esto va a escalar y va a terminar muy mal porque (el Gobierno) no nos da otra alternativa. Cuando vos ponés a alguien al borde de un precipicio, en algún punto se va a dar vuelta y se va a defender”, dijo Biró en Radio Con Vos.

Esta extranjerización del mercado nos está dejando sin laburo a todos”, denunció el dirigente sindical y agregó: “Fuimos muy tolerantes, pero se pasaron de la raya: no pueden abrir el cielo con los Estados Unidos y devastar todas las líneas aéreas argentinas”.

Demoras y cancelaciones de vuelos en Aeroparque. (EFE)

“Este viernes hicimos unas asambleas de 5 a 8 de la mañana a raíz de la crisis que hay en el mercado aerocomercial que ya nos produjo centenares de despidos sin ninguna reinserción laboral posible”, explicó Biró.

“Nos gustaría no tener que tomar ninguna medida pero hay un bloqueo mediático que impide que esta realidad se sepa y que se envalentona porque el Gobierno no da ninguna respuesta”, manifestó.

Más temprano, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, apuntó contra el kirchnerismo al expresar que la protesta tuvo una intencionalidad política y que “es otra muestra de intolerancia con la gente por parte de Pablo Biró (APLA), un dirigente kirchnerista”.

Casualmente, estas medidas se eligen en un momento en que pueden complicarle mucho la vida a la gente, ya que hoy comienza un fin de semana largo”, expresó el funcionario nacional y agregó: “Lo que refleja (esta medida) es cómo el kirchnerismo busca afectar todas estas cosas buenas que venimos consiguiendo”.

Pilotos afiliados a la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) realizaron desde las 5 del viernes asambleas informativas en sus lugares de trabajo, provocando demoras y al menos treinta cancelaciones de vuelos. Luego los trabajadores nucleados en la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) hicieron otro tanto entre las 8 y las 10.

Por la Corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios