En la noche del viernes, había por lo menos 8 vuelvos sin hora de partida. 


De manera sorpresiva, la Asociación de Pilotos (APLA) organizó “asambleas informativas” para denunciar lo que consideran “la crisis del sistema aerocomercial”. Esta situación generó que más de 30 vuelos fueran cancelados, mientras que otros casi 60 se encuentran demorados.

La medida de fuerza fue anunciada recién a las 5 de la mañana de este viernes. Según explicaron en Twitter, a partir de esa hora se dio “inicio a Asambleas en Lugar de Trabajo en Aeroparque y en Ezeiza para informar a los pilotos de todos los sectores sobre el escenario que enfrentamos y los pasos a seguir en defensa de nuestras fuentes de trabajo”.

​Pasadas las siete de la tarde, el panorama de vuelos demorados no se disipaba. Según consignó Clarín, al menos 8 vuelos seguían con problemas y persistían las quejas de pasajeros damnificados

Esta decisión del gremio afectó principalmente a los vuelos de Aerolíneas Argentinas, Latam y Andes, en la previa de un fin de semana que para mucho argentinos será largo, por el feriado del martes 9 de julio y la jornada no laborable del lunes 8.

“Siendo las 08:00 horas informamos que acaban de finalizar las Asambleas en Lugar de Trabajo“, escribieron desde el gremio en redes sociales, y aseguraron que “de este modo, se retoma la actividad normal”. Sin embargo, los pasajeros continúan esperando información sobre la reprogramación de sus vuelos.






Comentarios