Se le había pedido a Lijo que se abstuviera de seguir interviniendo.Si Bonadio persistiera en su reclamo, el incidente pasaría a manos de la Cámara Federal porteña.


El juez federal Ariel Lijo ratificó que seguirá investigando a la ex presidenta Cristina Fernández, en la causa abierta por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman, al rechazar el pedido de inhibición que había hecho su par Claudio Bonadio.

Bonadio, que ya procesó dos veces a la ex Presidenta y, además, tramita otra causa contra ello por supuesta “traición a la Patria” y había pedido a Lijo que se abstuviera de seguir interviniendo con el argumento de que habría conexidad con la causa sobre presunto encubrimiento del atentado a la AMIA.

Pero, según fuentes judiciales, Lijo lo rechazó porque entendió que las investigaciones a su cargo “se formaron con anterioridad”, “su objeto procesal es más amplio” y “se encuentra en un estadio avanzado de recolección de elementos probatorios”.

Si Bonadio persistiera en su reclamo, el incidente pasaría a manos de la Cámara Federal porteña que debería resolver dónde queda el expediente.






Comentarios