César Fernández fue citado luego que Suiza confirmara la creación de sociedades que habrían servido para lavar dinero ilegal del grupo Báez.


El vicepresidente de la financiera SGI, César Fernández, se negó a prestar hoy declaración indagatoria ante el juez federal Sebastián Casanello en la causa que investiga la llamada “Ruta del dinero K”.

Fernández llegó a los tribunales federales de Retiro a las 10 junto a dos abogados pero, en una breve audiencia en el juzgado de Casanello, se negó a declarar y sólo escuchó los cargos en su contra, similares a los leídos a los cuatro hijos del detenido Lázaro Báez y a otros imputados.

Fernández ya está procesado por lavado de activos porque fue uno de quienes apareció en la filmación que mostró a Martín Báez, y otros acusados contando al menos cinco millones de dólares en esa financiera, apodada “La Rosadita”.

Casanello lo incluyó en una nueva ronda de llamados a indagatoria al recibir información desde Suiza que confirmó la creación de sociedades en paraísos fiscales que habrían servido para lavar dinero ilegal del grupo Báez, como “Austral Construcciones”, según la acusación.






Comentarios