El keniata Peter Tabichi, ganador del  Global Teacher Prize, se encuentra de visita en el país.


El monje franciscano y profesor de ciencias Peter Tabichi, que da clases en un pueblo remoto del norte de Kenia, fue galardonado con el Global Teacher Prize que otorga la Fundación Varkey, un premio conocido como “el Nobel de la educación” y dotado con un millón de dólares que distingue al mejor maestro del mundo.

Peter Tabichi al ganar el Global Teacher Prize. (AP)

Tabichi, que se encuentra de visita en la Argentina, pasó por los estudios de La Nación+ y dio su opinión sobre los salarios docentes.

“Los salarios bajos de los docentes son un problema en muchos países del mundo. La profesión está desvalorizada. Es cierto que el incentivo económico es necesario. Un médico que va a la universidad y se capacita constantemente, como yo lo hago como maestro, gana el triple. Es difícil decir cuánto debería ganar un docente. Pero así sean 100 dólares o 4000, nunca hay que perder la pasión y el compromiso”, aseguró el mejor maestro del mundo.

“Hay maestros que hacen un trabajo enorme. Que son superhéroes en sus comunidades”, agregó el keniata, y cerró con algo de ironía: “El Estado debería pagar millones por cada uno de ellos”.

Tabichi, que dona el 80% de su sueldo a proyectos comunitarios en la pequeña localidad de Pwani, es el primer africano en obtener el Global Teacher Prize. Resultó ganador entre otros 10.000 aspirantes de todo el mundo.






Comentarios