Un vecino tomaba el sol en su patio cuando el cadáver, completamente congelado, cayó a un metro de él.


El cuerpo de un hombre cayó en un jardín de una casa de Clapham, muy cerca de un vecino que en ese momento tomaba el sol. Según los primeros indicios, se trata de una persona que viajaba como clandestino en el tren de aterrizaje de un avión de Kenya Airways cuando cayó.

Según indicaron fuentes, el cuerpo estaba completamente congelado tras someterse a las bajas temperaturas del tren de aterrizaje de la aeronave.

Lugar donde cayó el cuerpo (The Sun)

“Al principio, pensé que era un vagabundo que dormía en el jardín”, explicó. “Llevaba su ropa. Miré más atentamente y vi que había sangre en todos los muros del jardín“, dijo. “Entendí rápidamente que había caído”, agregó un vecino que fue alertado por el ruido del impacto.

Este testigo explicó que vio a su otro vecino, el que tomaba el sol, “conmocionado”. “Tomaba el sol y (el hombre) cayó a un metro de él”, contó, bajo anonimato.

El joven que tomaba sol cuando cayó el cuerpo (The Sun)

El cuerpo cayó con tal fuerza que dejó un agujero en el césped y en una losa del jardín, según una imagen publicada por el tabloide The Sun.

Según el vecino, “una de las razones por las que el cuerpo estaba intacto es porque estaba como un bloque de hielo”. Ese es uno de los motivos por los que los investigadores creen que “el hombre era un pasajero clandestino y que cayó del tren de aterrizaje”, indició el lunes Scotland Yard.

El edificio donde cayó el cuerpo (The Sun)

“Una bolsa, agua y comida fueron descubiertos en el compartimento del tren de aterrizaje”, explicó la policía.






Comentarios