El objetivo es bajar la alta concentración de partículas nocivas en la atmósfera de la capital.


Las autoridades solicitaron a los habitantes de Santiago de Chile evitar los asados a la parrilla este viernes en que la selección de fútbol local jugará ante Ecuador por Copa América. El objetivo es bajar la alta concentración de partículas nocivas en la atmósfera de la capital chilena.

Al igual que en Argentina, la preparación de asados durante los partidos de la selección es una tradición en Chile, pero desde el mundial de Brasil 2014 las autoridades comenzaron a advertir que las miles de parrillas a leña o carbón encendidas empeoran la calidad del aire.

Diego Riveaux, secretario regional del Ministerio del Medio Ambiente, afirmó que el “efecto asado” existe, y precisó que se trata de un “efecto partido”, porque a las parrillas encendidas se suma un aumento de las emisiones de los vehículos de quienes se apresuran a llegar a sus casas para preparar el asado y ver el partido.

Chile se medirá este viernes con Ecuador (Foto: Ueslei Marcelino/REUTERS)

Por esta situación, el gobierno de Santiago de Chile decretó la tercera preemergencia consecutiva de esta semana y la quinta en lo que va del 2019, debido a la alta concentración de partículas nocivas en la atmósfera capitalina.

Dicha medida supone la salida de circulación de unos 200.000 vehículos motorizados, la prohibición del uso de calefactores y cocinas a leña o carbón en toda la Región Metropolitana y la paralización de 1.281 fuentes industriales fijas, entre otras medidas.

A lo anterior se suman las caravanas de fanáticos que en caso de un triunfo, salen a celebrar en vehículos que recorren las principales calles, avenidas y otros espacios públicos.

Contaminación en Santiago de Chile (Foto: Alberto Valdés/EFE)

Asimismo, rige una prohibición de forma permanente de quemas agrícolas en toda la Región Metropolitana hasta el 30 de septiembre.

Santiago de Chile está en un valle rodeado de montañas, por lo que en otoño e invierno la calidad del aire empeora debido a la ausencia de brisas que diseminen las partículas nocivas. La inversión térmica es otro de los problemas de esta época, ya que la temperatura en la superficie es menor que en altura, por lo que el aire sucio se mantiene a nivel del suelo.





Comentarios