El presidente de la Cámara del Autotransporte de Carga afirmó que no hay que "pelear" sino buscar una salida para la crisis económica.


El presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (FADEEAC), Mario Eliceche, dijo este viernes que no apoya las acusaciones de Mauricio Macri contra la familia Moyano ni tampoco las respuestas del gremialista al jefe de Estado.

El Presidente hoy está en campaña. Tampoco la historia del sindicato de camioneros ayuda mucho porque han tenido bastantes reclamos y la verdad es que las formas que a veces tienen de reclamar no es la mejor”, dijo Eliceche.

Mario Eliceche, presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (FADEEAC).

Así analizó el empresario los dichos con los que Macri cruzó ayer a Hugo y Pablo Moyano, principales referentes del gremialismo del transporte y del movimiento sindical encolumnado en el Frente de Todos. Los acusó de “mafiosos” y denunció que los “abusos” de la “patota del transporte” generan altos costos de logística, inflación y hasta despidos.

El empresario dijo que en “un momento muy muy crítico” como el actual escenario de crisis, en el que suben los costos mientras la demanda de fletes no deja de caer, “no hay que pelear sino encontrar el término de cómo salir adelante, ir por el lado de la legalidad, del trabajo, que la Justicia actúe cuando tenga que actuar. A mí no me gusta la confrontación por la confrontación misma”.

Mario Eliceche, presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (FADEEAC).

Eliceche, quien viene de ser el Cámara Empresaria de Logística y Transporte Automotor de la Patagonia (CELTAP), evaluó que sólo está de acuerdo con Macri en que es muy probable que la Argentina sea la más cara en cuanto a la logística dentro de la región. Pero hizo apreciaciones al respecto.

“No necesariamente la logística es cara por el sueldo que se le paga a un chofer. Después de la devaluación que hubo, el sueldo de un chofer está un poco por encima de Brasil y un poco por debajo de Chile”, dijo el empresario.

Lo que afecta a la logística, dijo el empresario en declaraciones a FM La Patriada, es “una presión impositiva muy grande” que impacta de lleno en la estructura de costos, además del peso de las cargas sociales.

Hugo Moyano.

“Tenemos impuestos muy altos en combustibles, en la importación de neumáticos. El mismo neumático chino de muy buena calidad que en Chile vale 100, acá vale 138. Es un 38% más. Hay que sincerar muchas variables, sobre todo en las cargas de impuestos”, sostuvo.

Dijo Eliceche que pagar las cargas sociales se convirtió en una “odisea” para las compañías (entre las cuales el 90% son firmas familiares pequeñas y medianas) en medio de la crisis económica. “Hoy tenemos un montón de empresas que las está pagando refinanciadas. Hay embargos de AFIP. Está muy complicado el sector”, indicó.

Reforma tributaria

Eliceche dijo que si se pudiera sentar a dialogar con cada uno de los candidatos presidenciales, le pediría que incluya en su plataforma de Gobierno una nueva reforma tributaria para bajar la presión sobre las empresas.

También sostuvo que quiere discutir con el ministerio de Trabajo y el Sindicato de Choferes “algunos temas del convenio laboral”. Y aclaró: “No queremos una reforma laboral, sí ver algunas cosas. Tiene que ser viable el cambio, servir a las dos partes. No puede haber ni empresarios ricos y empleados muertos de hambre. Tampoco puede ser que cada vez que una empresa tiene que sacar un chofer que no trabaja bien, tiene que vender un camión”.

Patricio Murphy/ZUMA Wire/dpa

En ese sentido, el empresario consideró que el Gobierno tuvo una muy buena idea con la reforma tributaria que impulsó a fines de 2017 con, por ejemplo, la baja en los ingresos brutos. “Pero hay muchas provincias que adhirieron para agarrar más plata pero no para bajar tasas y alícuotas”, se quejó.

Acá siempre se penaliza al que trabaja o al que intenta producir, o al que se levanta todos los días para subir la persiana de su negocio, abrir su empresa, poner en marcha un camión. Varias veces dijimos que nosotros no somos formadores de precios, nosotros trasladamos a nuestras tarifas los incrementos de costos”, agregó Eliceche.

Según Eliceche, las empresas tienen que “cuidar mucho a su fuerza laboral, que es calificada y buena gente”. Después, dijo el empresario, hay intereses políticos del Gobierno e intereses gremiales, que no escapan a la “grieta” que ha “llevado a la Argentina a donde está, sin que esto le sirva a nadie” o, al menos, a los empresarios y a la gente.

Eliceche aclaró que no está de acuerdo con lo expresado “por ninguna de las partes”, ni por el Presidente ni por el secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones. “Esto no suma en nada, sólo resta”, dijo.

Sostuvo que él no puede decir que los Moyano son una mafia, como indicó Macri, y señaló que cada vez que él o sus antecesores se han sentado a negociar con el sindicato, “se pudo llegar a un acuerdo”. Y evaluó que “el sindicalismo argentino tiene una historia bastante complicada”, porque hay gente que hace veinte o treinta años está en el mismo lugar dirigencial. Y dijo que en el sector empresario pasa lo mismo. “Hay algunos que están procesados y presos”, indicó.

Por la corresponsalía de Buenos Aires. 





Comentarios