El delantero se mostró muy enojado por la decisión del DT Lionel Scaloni de reemplazarlo por Di María a mitad del segundo tiempo.


El delantero de la selección argentina Lautaro Martínez aseguró que su equipo mejoró en el empate 1-1 ante Paraguay, pero no ocultó su enojo desde el banco de suplentes al ser reemplazado por Ángel Di María a los 67 minutos del encuentro.

“Estaba para seguir, pero bueno, son decisiones del entrenador”, manifestó luego del encuentro.

Por su parte, el DT Lionel Scaloni opinó: “Lautaro no estaba bien, después del descanso continuó porque físicamente es un animal pero recibió un golpe muy fuerte en la zona lumbar y estaba complicado”.





Comentarios