Se trata de una teoría que está sustentada en distintos exámenes de rayos X sobre más de mil pacientes.


Bien es sabido que el uso del celular por un tiempo prolongado puede ser perjudicial para la salud, trayendo problemas tanto para la vista como la cabeza primordialmente. Sin embargo, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de la Costa del Sol, mostró como ello también podría incluso modificar nuestro esqueleto.

El sustento de esa teoría son los rayos X realizados sobre cerca de mil pacientes de entre 18 y 86 años. En ellos, el doctor David Shahar, observó como había un crecimiento óseo adicional. Esto, explicó, se puede deber a la tensión adicional aplicada a ciertas partes que no están acostumbradas a ello, por lo que los tendones y tejidos conectivos tienden a adaptarse.

Como tener una buena postura (Foto: Día a día).

Sin embargo, argumentaron que el mero uso exhaustivo de estas tecnologías no es la causa principal, sino que el agravante principal es la mala postura que se toma. ”Soy médico hace 20 años, y solo en la última década, veo cada vez más que mis pacientes tienen este crecimiento en el cráneo”, explicó Sahar a la BBC.

”Los trastornos musculoesqueléticos relacionados con la mala postura durante el uso de computadoras y tablets se investigaron de forma exhaustiva y se identificaron como un factor de riesgo para el desarrollo de síntomas relacionados en el cuello, los hombros y los antebrazos”, detallaron.





Comentarios