El Gobierno aún desconoce por qué ocurrió la falla masiva. Sin embargo, descarta un sabotaje o un ciberataque. 


El Gobierno nacional sabrá recién en diez días por qué la Argentina, excepto Tierra del Fuego, se quedó ayer sin suministro eléctrico durante gran parte de la jornada en un acontecimiento sin precedentes en la historia reciente.

Las empresas transportadoras y distribuidoras tienen plazo hasta el martes a las 18:00 horas para entregar informes a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), que luego se tomará entre siete y ocho días para determinar qué ocurrió.

A las 7:07 del domingo se produjo el colapso del Sistema Argentino de Interconexión (Sadi), lo cual desató un corte masivo de energía eléctrica en todo el país y que afectó también al Uruguay.

La secretaría de Energía que conduce Gustavo Lopetegui señaló en un comunicado que el corte “habría sido por una falla del sistema de transporte del Litoral desde Yacyretá”. Y descartó, al menos por el momento, que haya habido intervención humana en el hecho.

Las primeras horas de la jornada electoral en cuatro provincias se desarrolló sin luz.

La falla masiva en la Argentina hizo caer el sistema interconectado de Uruguay, y tuvo efectos en el sur de Brasil y en localidades paraguayas de Ayolas, Pilar y Villalbín, también en el sur de ese país limítrofe.

Lopetegui ofreció una conferencia para confirmar que el Gobierno no tenía información precisa sobre por qué la falla no fue aislada por el propio sistema computarizado que administra el Sadi y frenado a tiempo, por lo que se investigará ese hecho.

El domingo por la noche se había restablecido casi el 100 por ciento del suministro. Sólo quedaban algunos problemas en zonas puntuales del país y, principalmente, del Gran Buenos Aires.

La demanda al Sadi alcanzaba los 14.288 megavatios, cuando el promedio habitual para un domingo en la noche es de 15.000. Voceros de Energía dijeron a Los Andes que esperaban que para este lunes la situación estuviera completamente normalizada.

“Se trata de un caso inédito, que será investigado a fondo. En breve Lopetegui ofrecerá más información”, dijo el presidente Mauricio Macri en la red social Twitter a las 13:44, cuando el hecho causaba preocupación en la opinión pública porque no se sabía lo que ocurría.

Pasadas las 15:20 Lopetegui dio una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda donde dijo que no tenía información respecto de qué fue lo que generó la falla masiva.

El funcionario estuvo acompañado por Jorge Luis Soto, el subgerente general de Cammesa y Carlos García Pereyra, director general de Transener, la empresa líder en el servicio público de transporte de energía eléctrica en extra alta tensión en la Argentina.

Como operadora de la red nacional, Transener está integrada por casi 12.400 kilómetros de líneas de transmisión, adicionando los 6.228 kilómetros de líneas que componen la red de su controlada.

Lopetegui lamentó los inconvenientes y señaló que estas no son fallas que ocurren con asiduidad, por lo que no es anormal ni extraordinario. “Lo que sí es anormal fue la cadena de acontecimientos posteriores que ocasionaron la conexión total”, indicó.

Gustavo Lopetegui en la conferencia de prensa. (Foto: EFE/Enrique García Medina)

Pereyra indicó que existe una serie de automatismos que se llaman sistemas de desconexión automática de generación y demanda. Esto está vinculado a sistema de comunicaciones que toman información de todas las centrales y estaciones transformadoras que conforman el Sadi.

Todo ese sistema procesa millones de datos por milisegundos y si en algún momento aparece algún elemento que no actúa de acuerdo a parámetros prestablecidos, se produce un corte automático. Aquí lo que falló fue que el primer corte no fue aislado y se desató una cadena.

Son las computadoras las que en milisegundos (más rápido de lo que puede pensar el cerebro humano) desconectan el sistema ante cualquier contingencia extraña para evitar un daño mayor. “No tenemos información en este momento de por qué ocurrió todo”, dijo Lopetegui.

(Foto: Fm Profesional Salta)

El directivo de Transener dijo que la empresa en la que trabaja, Cammesa y el Gobierno visualizan “más un problema técnico que cualquier otro elemento como un ciberataque o un sabotaje”. Pero aclaró: “No se descarta nada”.

En ese sentido, Lopetegui aclaró que se van a tomar las medidas necesarias una vez que se conozca por qué ocurrió. El marco regulatorio prevé sanciones en caso de que haya responsables. Los encargados de ejecutarlo serán Energía y el Ente Nacional Regulador de la Electricidad.






Comentarios