Referentes del radicalismo iban a hablar en conferencia de prensa Olivos pero la conferencia se suspendió sorpresivamente.


Tras la nominación de un peronista como compañero de fórmula de Mauricio Macri, ahora la puja política en el flamante frente “Juntos por el Cambio” se trasladó al armado de listas, con tiempo hasta el 22 de junio.

Los radicales le hicieron una advertencia al PRO: “No podemos perder la presidencia de la Cámara de Diputados”. Es que Emilio Monzó, de origen peronista pero que hasta diciembre militará en el oficialismo, ya anticipó que no buscará ser reelecto y dejará el cargo.

Referentes del radicalismo se reunieron en la mañana de este miércoles con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para definir los pasos a seguir, pero al menos por ahora no hubo avances.

Si bien abrir el oficialismo a otros espacios, como un sector del peronismo, había sido un pedido explícito de la Unión Cívica Radical (UCR) tras su convención nacional, en los últimos días este partido se había entusiasmado con poner al vicepresidente.

Incluso el Gobierno llegó a ofrecerle el cargo al mendocino Ernesto Sánz, pero este lo rechazó, según afirman en la Casa Rosada. Luego la mesa chica del Poder Ejecutivo decidió avanzar en soledad y terminó designando a Miguel Ángel Pichetto.

El presidente Mauricio Macri, Peña y Frigerio se reunieron a las 10:00 en la residencia de Olivos con Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y el presidente del PRO a nivel nacional, Humberto Schiavioni.

Minutos después llegaron hasta allí Ernesto Sanz, Gerardo Morales, Alfredo Cornejo, Emiliano Yacobitti y María Alejandra Lordén, quienes forman parte de la Comisión de Acción Política designada por la convención radical.

Fue un encuentro de una hora en el que, según fuentes oficiales consultadas por este medio, se debatió sobre cómo será el armado de listas para legisladores nacional, dado que la UCR pide protagonismo.

Las fuentes consultadas desmintieron los trascendidos de las primeras horas de este miércoles que indicaban que el radicalismo había pedido la jefatura de Gabinete. “Eso no está en el radar”, agregó un dirigente radical que estuvo en el encuentro.

El propio Gobierno había difundido pasadas las 9:30 que a las 11 habría una conferencia de prensa. Pero ese encuentro con los periodistas fue suspendido de forma sorpresiva, sin mayores explicaciones.






Comentarios