La postergación se debió a que a la reunión realizada este miércoles sólo asistieron una decena de sus 25 integrantes.


El Bloque Justicialista del Senado postergó para la semana próxima una definición sobre su futuro político y sus nuevas autoridades tras la renuncia ayer de su presidente Miguel Ángel Pichetto para acompañar como vice al presidente Mauricio Macri.

La postergación se debió a que a la reunión realizada esta mañana sólo asistieron una decena de sus 25 integrantes debido a que la mayoría están en sus provincias y varios abocados a las campañas para las elecciones del domingo próximo en Santa Fe, San Luis, Formosa y Tierra del Fuego.

Así lo confirmó a Vía País su vicepresidente primero, el cordobés Carlos Caserio, quien insistió en la conveniencia de mantener la identidad del Bloque Justicialista frente a la deserción de Pichetto hacia el oficialismo. Caserio hablo antes de que se conozca un documento surgido este miércoles de la reunión.

También frente a la idea de algunos, como el vice segundo de esa bancada, el formoseño José Mayans, ausente hoy, de unificarse con el del Frente para la Victoria que preside el kirchnerista Marcelo Fuentes.

“Nuestro único límite es Macri”, afirmó Caserio a este medio, después de pronunciarse a favor de “mantener la identidad peronista, la independencia y la diversidad interna” del Bloque Justicialista.

Durante la reunión de la semana próxima terminará de decidirse el futuro del bloque, como sus autoridades en caso de continuar, así como también los espacios a ocupar como primera oposición en la cámara alta, entre el estratégico en el Consejo de la Magistratura.

Sucede que si bien Pichetto renunció a presidir el bloque tras confirmar que irá como vice de Macri, nada dijo sobre el lugar que ocupa en ese organismo clave para la aprobación y remoción de los jueces.

La salida de Pichetto precipita un debate interno que abrió el acercamiento a la fórmula de “Los Fernández” de parte de la gran mayoría de los gobernadores peronistas, salvo el cordobés Juan Schiaretti y el salteño Juan Urtubey, al igual que el PJ nacional que preside José Luis Gioja.

Dentro del bloque, desde hace casi un año varios senadores le reclamaban a Pichetto una posición de mayor dureza con el Gobierno y en la última sesión, la semana pasada, le impidieron aprobar pliegos de jueces al negarse a votarlos.

El formoseño Mayans fue ayer el más crítico de la decisión de Pichetto, quien en la conferencia de prensa de ayer estuvo acompañado por Lucía Crexell, senadora del bloque del Movimiento Popular Neuquino (MPN).






Comentarios