La australiana de 23 años se coronó en el Abierto de París tras derrotar 6-1 y 6-3 a la checa Markéta Vondrouová.


Ashleigh Barty consiguió su primer título de Grand Slam tras un contundente resultado en un partido en el que sólo necesitó de dos sets para hacerse con la corona. Lo curioso es que la australiana estuvo al borde del retiro a sus 18.

Incluso, después del abierto de Estados Unidos 2014, donde tras avanzar al cuadro principal tras superar la qualy, cayó derrotada en primera ronda y dijo en su momento:“Todo ha ido demasiado rápido para mí. He estado viajando mucho desde muy joven. Quiero tener la experiencia de una chica joven normal, vivir experiencias normales”.

Incursionó en el cricket un tiempo, pero tras un año y medio volvió a las pistas del tenis y este sábado alcanzó la gloria máxima en París tras quedarse con el segundo torneo grande del año. También había hecho un muy buen papel a principios de 2019 alcanzando los cuartos de final en el Abierto de Australia​.

​La cuenta de Twitter de Roland Garros felicitó a la campeona y le dedicó una imagen especial con la frase “La victoria en un Gran Slam se ve bien en vos”.

Las mejores jugadas del partido entre Barty y Vondroušová.






Comentarios