Las germanas tuvieron un duro rival y evitaron la primera gran sorpresa del Mundial Femenino.


Un gol de la joven Giulia Gwinn, apenas transcurrida la hora de partido, dio un sufrido triunfo a Alemania sobre China 1-0, evitando la primera gran sorpresa del Mundial Femenino de Francia 2019.

El triunfo de Alemania puede considerarse como un excesivo premio para las alemanas que, si bien tuvieron una mayor posesión de la pelota (sobre el 63 por ciento), vieron como eran las chinas quienes gozaban de las mejores, y más claras, ocasiones para marcar.

Y es que el combinado alemán, uno de los que parten como favoritos para el título, no ofreció una buena sensación. Potente físicamente, no mostró fluidez en su juego y, además, se vio sorprendida por el fútbol sencillo, pero efectivo, de una rival que la pudo matar al contragolpe, especialmente en la primera mitad.

Giulia Gwinn festeja su primer gol del Mundial Femenino de Francia 2019 (Foto: LOIC VENANCE / AFP)

No lo hizo China por demérito propio, pues su delantera Yang Li, en los minutos finales del primer periodo, se plantó en dos ocasiones ante el arco alemán, pero no atinó: la primera, al demorarse en exceso en el disparo y la segunda, con lanzamiento al palo derecho.

China, que había saltado temerosa y cauta, cerrada en propio campo, había tuteado a Alemania de la forma más simple: robo y rápido contragolpe. Pero le faltó el gol, por eso perdió el partido.

A China le faltó el golpe final y por eso perdió ne su debtu (Foto: EFE/EPA/EDDY LEMAISTRE)

Fue en el minuto 66, cuando Alemania disfrutó de un córner tras despeje fallido de una jugadora china. Tras el saque, Giulia Gwinn se encontró con un balón rechazado al borde del área y, de potente disparo, puso el 1-0 en el marcador.

Giulia Gwinn, que el próximo 2 de julio cumplirá los 20 años, que milita en el Friburgo pero la próxima campaña jugará en el Bayern Múnich, le dio aire a su selección, que pasó a jugar con mayor control y cautela para evitar la reacción china.

Alemania se llevó los tres puntos, evitó la primera sorpresa de la competición, pero no evidenció el poderío que, en teoría, se le supone a las discípulas de Martina Voss-Tecklenburg.






Comentarios